Cuentos y relatos

Queridos Reyes Magos (un día después)

Los Reyes Magos También Visitan Sevilla En Verano.Queridos Reyes Magos,

No, no me he confundido de día. No os preocupéis. Por intuición, creo que poca gente os escribe el día 7 de enero. Muy poca. ¡Y es normal! A estas horas de la madrugada, los padres rezagados que aún no se han ido a dormir estarán atareados tirando los envoltorios de los juguetes o quitando los restos de caramelos de las suelas de los zapatos (¡Por cierto, un inciso importante, un día tendréis que explicarme como conseguís estar en la cabalgata de cientos de ciudades a la vez! ¡Sois unos cracks!). Los niños más gamberros estarán apurando las horas con las últimas adquisiciones antes de la vuelta al cole y los adolescentes habrán empezado a disfrutar de los libros, de sus tabletas supersónicas, de las películas y de los discos tan molones que les habéis traído.

Y supongo que los autores de las cartas a las que no habéis hecho ni caso (porque no tienen ni el poco dinero necesario para haceros llegar su misiva o porque simplemente no os ha dado la vida para daros una vuelta por África), seguirán a lo suyo. Algunos intentando dormir en los cajeros, que hoy por lo menos serán algo más confortables gracias a los cartones de los regalos, y otros pegando una cabezada en algún campo de refugiado, donde está prohibido el aparcamiento de camellos porque no hay sitio ni para hospitales.

Supongo que, a estas horas, os encontráis en alguna isla perdida con un Daiquiri en la mano y descansando en alguna isla desierta, en traje de bañador y descansando del pesado traje de Rey Mago. Por cierto, os sugiero que lo modernicéis, aunque la barba podéis dejárosla larga porque es muy hipster y vuelve a estar a la moda.

Bueno, vuelvo a lo mío, que me despisto. Por primera vez en mis 28 años de vida quiero daros la gracias un día después del 6E. En serio, Melchor, Gaspar y Baltasar. Gracias. Y lo primero es lo primero. Aunque no lo más importante. Gracias por esa serie tan chula que me va a quitar horas de sueño en los próximos meses (¡The Wire, la preferida de tu compadre Barack Obama, Baltasar!). Gracias por esos cuadernos para escribir mis locuras. Gracias por esa agenda que necesito tanto para seguir llevando la cabeza encima sobre los hombros y para que alguna persona que yo me sé no me corte el cuello un día de estos. Gracias por esa trilogía de un periodista sevillano con la que me voy a reir una ‘jartá’. Gracias por esa colonia, por esos zapatos y por ese álbum tan maravilloso que me habéis dejado hace unos días en los países catalanes. Gracias. Gracias. Gracias.

Pero sobre todo quería daros las gracias por los regalos que me dejasteis en 2014 por adelantado. Gracias por haber conocido a una artistaza muy especial, que lleva hoy justo dos meses a mi lado y que espero que me siga aguantando unos cuantos meses más. Gracias por estas pedazo de navidades con mi madre, con mi padre y con mi brother (sí, sé que no le gusta que le llame brother, pero que se aguante, que para eso soy el mayor). Gracias por haber podido compartir momentos tan bonitos con mi tía Lucía y por dejarme reír desde mayo a carcajada limpia con mi ahijada, la granuja de Luciíta. Gracias por mis amigos: por aquellos a los que me he unido más este año y también por aquellos a los que he dado un poco por saco. Espero que me perdonen. Gracias por Jaime, Carmen, Javi, Rocío, Mariángeles, Sofi, Jacobo, Juan, Nico, Juanele, Elsa, Alberto, Tati, David, Aída, Josemi, Moisés, Luis, Ángel, Antonio, Inma, Mariano, Javier… En esta carta sólo me atrevo a haceros una petición. Y tenéis todo un año para hacerme caso. ¡Así que manos a la obra, venga! Espero que el año que viene pueda ver más tiempo a mi amigo Galder, a los gatos murcianicos y que pueda seguir haciendo migas con esa nueva y buena gente que he conocido recientemente en Madrid y en tierras barcelonesas. También quiero daros las gracias por ese viaje a Tierra Santa; por haberme permitido ir a Disneyland, que mola cantidad; por las clases de escritura…

Pero, sobre todo, Melchor, Gaspar y Baltasar, quería daros las gracias por una cosa en concreto. En este 7 de enero, en el que ya nadie os hace ni caso, quiero deciros lo importante que ha sido para mi ese detallazo que habéis tenido en 2014 conmigo. ¡Mira que prestarme la estrella fugaz..! ¡Qué hubiera hecho yo sin ella en estos últimos meses! Gracias a ese cable que me habéis echado, he comprendido que también tengo que dar las gracias (a vosotros y, especialmente, a ese Niño que nació en Belén hace una tira de años y a su madre) por aquellos momentos de oscuridad en los que había perdido mi camino. Ha sido duro, he sudado, me he desesperado, he amagado con tirar la toalla y cambiar el rumbo, pero al final vuestra estrella seguía ahí. Ole.

Sí, no me he vuelto loco… ¡También os doy las gracias por las piedras que habéis dejado en mi camino y con las que me he tropezado! ¡Han sido todo un regalo, el mejor, porque me he dado cuenta de lo que es verdaderamente importante! Ya sé que necesito poco, muy poco, para ser feliz. Y he tardado en darme cuenta. La realidad es que con un poco de comida y de agua, con un techo para dormir y con mucha imaginación se puede lograr la felicidad más rápido que con un salón repleto de regalos como el que yo me he encontrado esta mañana en mi cueva de Castilleja de Guzmán (a los que no les hago asco, que conste en acta).

Gracias, gracias y gracias porque en los momentos de máxima oscuridad, la estrella fugaz seguía ahí. Aunque tengo que reconocer que en algunos momentos brillaba tan poco que le perdía la pista fácilmente. ¡La próxima vez tenedlo en cuenta, por favor!

Os adelanto que, aunque se me olvide y me vuelva a poner pedigüeño y farruco, para el próximo 6 de enero me conformo con la mitad de la mitad de la mitad de la mitad que este año.

¡Hasta la próxima Navidad, Melchor, Gaspar y Baltasar! ¡Disfrutad del Daiquiri, que os lo merecéis!

Vuestro. Siempre,

Calixto

Categorías:Cuentos y relatos

Tagged as: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s